A nosa Guía, recomendada por Pedro Prieto

On 22/09/2013 by Véspera de Nada

Pedro Prieto, de AEREN. Foto: Argia.Pedro Prieto, da AEREN, pioneiro na concienciación acerca do peak oil en España e un dos referentes á hora de explicar cuestións como a evolución da humanidade con respecto ao uso da enerxía, a taxa de rendemento enerxético ou as consecuencias previsibles do devalar enerxético, tivo a amabilidade de enviarnos este texto falando da «Guía para o descenso enerxético». Ademais destas louvanzas da nosa obra, vai ser un dos asesores que colaboren cos seus comentarios para mellorala nesta fase de finalización de contidos na que nos atopamos. Moitas grazas, Pedro, polas túas palabras, que nos animan a continuar pelexando para que a Guía sexa unha realidade nas mans de moitas galegas e galegos.

Cuando allá por 2004 llevaba poco tiempo de andadura de la web Crisis Energética (hoy reducida al blog La Crisis Energética; toda una forma de decrecer), decidí incorporar a la misma un libretito pequeño que titulé «El libro de la Selva» a imitación del título de la famosa recopilación de cuentos de Rudyar Kipling.

En el caso de Kipling se trataba de animales de la selva indica que daban lecciones morales a los humanos. Mi intención era mucho más modesta.

En poco tiempo (hablando en términos históricos) entraremos en una fase de inevitable reducción de la disponibilidad energética. La abundancia energética actual, sobre todo desde el descubrimiento y explotación masiva de los combustibles fósiles ha posibilitado, hasta ahora, una era anómala de unos 150 años de crecimiento continuo, de creciente transformación de la Naturaleza y agotamiento exponencial de los limitados recursos del planeta. Los seres humanos, sobre todo en los países más industrializados, llevábamos unas 5 ó 7 generaciones acostumbrados a que el ingenio humano puede con todo y crea de la nada. Ciento cincuenta años en que nos olvidamos de que todo lo que sube baja y que no hay nada que pueda crecer infinitamente en un mundo finito. Nos vendieron –y compramos- que si éramos capaces de llegar a la luna, podríamos llegar a Marte o a otros planetas fuera del sistema solar y seguir nuestro comportamiento de bacterias multiplicándose ilimitadamente, en el caldo de cultivo infinito del cosmos. Tales eran los nuevos dogmas.

Consciente, por la cercanía del cenit de la producción mundial de petróleo, de que este insostenible modelo de crecimiento infinito, estaba llegando a su fin (sin importar mucho si será en cuestión de semanas meses o unos pocos años, pero desde luego muchos menos que los 150 años posteriores de crecimiento exponencial), decidí publicar una lista de recomendaciones modestas para que los interesados pudiesen intentar un nuevo camino de recuperación de la sostenibilidad.

Ahora veo con sumo agrado que aquel modesto y muy elemental intento ha sido ampliamente superado por la muy bien estructurada web de Véspera de Nada, cuyo título lo dice todo sobre sus fines: es la segunda parte de un refrán popular, tanto en castellano como en gallego, que dice: “Día de mucho, víspera de nada”.

Esta página en gallego, pionera en la divulgación del cenit o pico del petróleo, lleva algún tiempo realizando una encomiable labor para intentar elevar la toma de conciencia del problema en el ámbito de Galicia.

Ahora, han concretado sus ideas y divulgaciones sobre el futuro que espera a la sociedad con la entrada en la fase de agotamiento gradual de los combustibles fósiles y la ausencia de alternativas renovables que puedan sustituir al enfermizo modelo de crecimiento en los niveles actuales. Lo hacen con una muy recomendable «Guía para el descenso energético», mucho más completa que el primitivo «El libro de la selva».

Es una guía hecha para el mundo, pero con vocación local gallega, con mucho conocimiento de las tradiciones de su país, de sus recursos y capacidades, de sus limitaciones. Acude con frecuencia a los conocimientos populares (siempre los más sostenibles) y a la cultura popular de este antiguo pueblo.

Se ve un trabajo profundo y consistente que aborda todas las áreas de interés humano. No solo explica inicialmente qué representa la llegada al cenit de la producción de la energía que movía hasta ahora nuestra arrogante civilización industrial y tecnológica, sino que anticipa con mucha claridad, los problemas a los que más pronto que tarde se tendrá que enfrentar la Humanidad, que serán de un carácter sin precedentes, dada la enorme capacidad de transformación y destrucción de nuestro entorno natural y del nivel de población alcanzado con expectativas de seguir la loca y absurda carrera del crecimiento sin límites.

Esta guía, después de explicar que quizá esta vez no sea más el “ya inventarán algo para volver a seguir por la senda del crecimiento infinito” como en el cuento de Esopo del pastor y el lobo, detalla, sin grandes pretensiones, pero con mucha claridad, qué hacer cuando, después de tanto aviso ignorado en los últimos 150 años de industrialización, el lobo del descenso energético se nos presente ante la puerta.

Detalla cuales serán los impactos psicológicos y sociales previsibles, pero también cómo organizar el transporte, que necesariamente quedará reducido a ámbitos muy locales salvo muy raras excepciones. Cómo organizar el hogar y su consumo mínimo; cómo atender en lo posible la salud en ese entorno, la educación y sus nuevas formas, como ejercer una economía biofísica y no especulativa como la actual o cuales son los cambios interiores que deberían o tendrían que experimentar los seres humanos sometidos a ese proceso de cambio.

La guía ofrece también recomendaciones a las pequeñas empresas que tendrán que ir sustituyendo a los grandes conglomerados y a las entidades locales, en un esfuerzo voluntarista que ojala éstas instituciones oyesen con tiempo suficiente para reorganizarse. Es en definitiva, mucho más que el intento conocido como la ética del bote salvavidas, la que se conoce por buscar sobrevivir al naufragio en solitario o con la familia directa exclusivamente. Es un serio intento de promover un cambio social, al menos en Galicia, pues animales sociales somos y de nada nos valdría remar alocadamente en un solo bote en pos de nuestra propia salvación individual o familiar.

Se completa la guía con una sólida bibliografía sobre autores que han visto previamente el horizonte energético y social hacia el que derivamos.

Como dice Véspera de nada parafraseando nada menos que al economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía, “Abandonemos el petróleo antes de que el petróleo nos abandone a nosotros”. Esta guía es una invitación en regla para ello. El que tenga ojos para leer, que lea.

Trackbacks & Pings

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *